visual merchandiser inditex

El visual merchandising forma parte de una estrategia principalmente visual que engloba técnicas de atracción en función de un entorno específico. Se integra no solamente del enfoque visual, aunque es su recurso inicial, también debes nutrirlo de una vinculación global de los elementos sensoriales, auditivos y semióticos.

Es una estrategia que maneja de forma holística las interacciones sensoriales objetivas dirigidas hacia las personas o posibles consumidores, primordialmente enfocada en las tiendas y la identidad gráfica. El visual merchandising te ofrece atención desde lo visual con la intención de atraer y, mediante esto, generar tendencia, para posteriormente lograr una atmósfera propicia para la compra, justificada por la ubicación acertada de los formatos que definan la marca.

El Visual Merchandising Social

visual merchandising retail

Como comentamos en el inicio del texto, existe una gran red social a la cual el visual merchandising logra llegar con efectividad. Se sigue vinculando gracias al desarrollo de las redes sociales, a la correcta aplicación de programas que facilitan el desarrollo de las tareas cotidianas. En resumidas cuentas, hace más fácil tu vida.

¿Por qué es importante?

La importancia del visual merchandising reside en la capacidad de abordar holísticamente mediante los estímulos sensoriales una determinada tienda especializada. Esta técnica impulsa potencialmente las ventas, logra una atmósfera donde es propicio captar más y nuevos clientes, consolidando de manera audaz la marca.

Constituye por sí misma una técnica que requiere mucha creatividad, imaginación, precisión y orden para que puedas ver los resultados en un corto plazo.

Esto es importante, dado que desde la década de los 80 se abre un debate sobre las conductas exacerbadas de consumo en algunos países desarrollados y otros que copiaron este patrón de cultura de consumo. Esto trajo como consecuencia riesgos e implicaciones psicosociales que no favorecían la vida, lo que permitió reorganizar y aplicar conscientemente las estrategias del visual merchandising dirigidas a las necesidades del público.

Las necesidades son el vínculo

Las necesidades sociales en el visual merchandising son el principal vínculo con la estructura de la tienda, porque se corresponde con la satisfacción de una determinada situación. En el caso de una tienda de zapatos deportivos, un corredor que deba hacer una compra y tenga dudas sobre la pisada o la ergonomía del zapato, al aplicar correctamente los elementos del visual merchandising se atraerá a esos indecisos.

La vitrina en el visual merchandising

El abordaje de la técnica esta transversalizada por elementos concretos que logran posicionar de manera efectiva las estrategias de atracción y armonía dentro de las tiendas, en donde juega un rol fundamental la vitrina. Esta es la primera que expone el producto y en donde se debe enfocar los mayores esfuerzos de los expertos del visual merchandising.

visual tienda de ropa

La técnica implica que el experto tenga una increíble capacidad de creación artística, así como una poderosa capacidad para organizar los elementos en función de los objetivos de la marca.

Pero, además, debe enfocarse en un objetivo muy específico: lograr que desde la vitrina se capte la atención del cliente, mediante estímulos sensoriales dinámicos, para que el posible consumidor entre, indague y se deje seducir por las formas, aromas y por lo que se le ofrece.

Elementos del Visual Merchandising

El visual merchandising es una técnica que va de la mano de la experiencia práctica. Pero, además de la correcta ubicación de los elementos, de lo específico a lo general hace que se convierta en una herramienta clave para captar los sentidos de los potenciales consumidores y que, en caso contrario, hará que sea un fracaso.

Existen principalmente tres elementos para una correcta aplicación de la visual merchandising, empecemos con:

El estímulo visual

Se erige como una de las principales formas de atracción de clientes. El orden armonioso de los elementos de la tienda, incluida la ubicación de los productos, los colores, el acceso a los escaparates, las salidas, las vitrinas, ubicación de los maniquíes, los avisos de descuentos… etc. Todo lo que concierne a la identidad gráfica es fundamental que se conforme en armonía y elegancia en función de público objetivo y de crear el ambiente que invite al consumidor a entrar en la tienda.

El estímulo sensorial

Este estímulo se compone de la correcta iluminación de la tienda, el mobiliario, el acceso al WiFi, acceso a los cargadores… así como de los fondos ambientales que se escojan para crear en función del público objetivo, una sensación de tranquilidad y bienestar mientras se está en el proceso de escoger lo que se va a comprar. La intención es generar una experiencia de compra lo más cómoda posible.

El estímulo semiótico

Este punto es fundamental, porque una buena estrategia de aplicación de semiótica en las tiendas garantizará que los códigos propios de la marca permitan una correcta comunicación entre el consumidor y la estrategia de visual merchandising utilizada.

Desaciertos del Visual Merchandising

Evidentemente, la técnica de visual merchandising aplicada debe girar en torno al público objetivo o cliente potencial. Se recomienda encarecidamente no exagerar a menos que las intenciones estén bien delimitadas para un sector de consumidores que exageren con los gustos. Por ejemplo, tener un volumen de música ambiente alta resta acceso a la tienda, así como acceso a los productos.

Un local donde se limite la interacción entre el consumidor y quien lo atienda, disminuye la posibilidad de compra, así los estímulos visuales estén correctamente dispuestos.

Los desaciertos en el visual merchandising se cuentan desde la incorrecta iluminación de los espacios donde se ubican los productos, desorden de los tonos de colores, no mostrar los elementos de la identidad gráfica, logos, tallas, colores, jerarquización…etc.

visual merchandising tienda de ropa

Además, disponer de espacios de tránsito limitados, no tener una concepción global de la importancia de las ofertas y, sobre todo, no tener definido el público objetivo al que se quiere llegar, forman parte de estos desaciertos del visual merchandising.

Y hasta aquí nuestro artículo sobre esta técnica. ¿Te ha servido de ayudar? Pues compártelo en tus redes sociales para que otras personas puedan conocer mejor el visual merchandising.