El posicionamiento SEO puede ser un poco lioso con ciertos tecnicismos, métodos y herramientas, pero también es cierto que con las nociones básicas puedes conseguir muy buenos resultados. ¡Vamos al lío!

¿Qué es el SEO?

El SEO (Search Engine Optimization) no es otra cosa que optimizar un sitio web para mejorar su posición en los resultados obtenidos por los motores de búsqueda. Es decir, intentar que tu web salga la primera cuando los usuarios busquen en Google.

SEO

La optimización de motores de búsqueda o posicionamiento web es el proceso para mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores.

Es verdad que Google cada vez tiene menos en cuenta los aspectos técnicos del SEO. El buscador poco a poco quiere darle más importancia a un posicionamiento web más “social”, pero eso no significa que no siga fijándose en los aspectos básicos del SEO que voy a explicarte ahora mismo.

¿Cómo puedo optimizar mi web o blog?

Para saber qué “tocar” primero hay qué saber en qué se va a fijar Google a la hora de posicionar tu web o blog.

Aquí van algunas de las claves:

  • Comprobará si tu web funciona. Lógico, ¿no? Pues te aconsejo elegir el mejor hosting, porque según con quién lo contrates puede que esto no sea tan lógico y tu web esté más tiempo sin funcionar que funcionando… (y si no mira las quejas de muchos clientes de 1and1 por ejemplo).
  • La velocidad de carga de tu web. Por regla general las web que más rápido cargan son las más visitadas, y Google se fijará en eso.
  • Si tu contenido se comparte mucho. Si tu contenido es de calidad y único, y además consigues que se comparta mucho, entonces recibirás más visitas; así Google entenderá que le gusta a la gente y lo posicionará mejor.
  • El comportamiento del usuario en tu web o blog. Google también sabe si el usuario ha encontrado tu sitio desde el buscador y si le ha servido para lo que estaba buscando…

Además de estos consejos, existen unas nociones básicas que muchos “gurús” dan por hecho y al final acaban por no tenerse en cuenta. Pero estos aspectos tan sencillos son los cimientos del SEO en tu web y en la web más cara y bonita que hayas visto.

URLs “amigables”

Las URLs de tu web o blog tienen que ser “amigables”, es decir, que sean sencillas y que sugieran el contenido de la página. Por ejemplo, estos 2 enlaces llevan al mismo artículo pero, ¿con cuál crees que a google y a los usuarios les será más fácil saber de qué trata?

Así que ya sabes, da igual que te decidas a crear un blog por tu cuenta, en Blogger, WordPress, Joomla o cualquier otra plataforma; no olvides hacer que tus URLs sean “amigables”.

Títulos

Los títulos de tus páginas y artículos son importantísimos, porque es de las primeras cosas que va a mirar Google para saber si tu contenido tiene que ver con lo que está buscando el usuario.

Además será lo primero que se vea en los resultados de la búsqueda, así que:

  • Sé claro y directo; elige un título que defina bien el contenido de la página.
  • Crea títulos únicos para las distintas páginas que tenga tu web o blog.
  • Escribe un título que no supere los 70 caracteres, porque sino Google lo cortará en los resultados de las búsquedas.
  • Intenta escribir la palabra más importante y descriptiva al principio del título.
  • Si vas a separar frases o palabras concretas, usa símbolos como el guión “-“ o la barra “|”.

Ejemplo de título SEO en los resultados de Google

 

Aquí te dejo también este pedazo de post por si quieres saber cómo optimizar el título para atraer a tus lectores, porque es todo un arte, jeje. ¡100% recomendable!

Descripciones

Al igual que los títulos, es muy importante poner descripciones en todas las páginas y artículos de tu web o blog.

De hecho todas las recomendaciones que he comentado para el título te valen también para la descripción, aunque en este caso el límite de los caracteres que luego se muestra en los resultados de Google puede cambiar según la búsqueda que haga el usuario.

Normalmente el límite para las descripciones era hasta los 156 caracteres, pero con los cambios recientes de Google ahora puede llegar hasta los 320 caracteres.

Distintas longitudes en las descripciones SEO en los resultados de Google

Mi consejo es que te hagas una descripción de 1 o 2 frases cortas y claras partiendo del propio título, luego con el tiempo vas comprobando si Google las muestra o pone otra descripción, y con Search Console analizas si la gente hace clic en tu resultado o si crees que puedes adaptar mejor la descripción a la búsqueda por la que más te conviene.

Como verás, en mis descripciones suelo agregar también emojis y otros símbolos para intentar captar la atención del usuario.

Meta descripciones - Guía SEO para principiantes

Etiquetas de encabezado

Google no sólo se fija en tus enlaces, títulos y descripciones; también busca las etiquetas de encabezado que contienen tus páginas y artículos.

Se trata de los títulos y subtítulos que usas a la hora de escribir para organizar tu contenido y que en HTML reconocerás con las etiquetas <h1>, <h2>, <h3>… hasta <h6>.

La etiqueta <h1> es la mayor y hace el texto mucho más grande, mientras que la <h6> es la menor y tiene el texto más pequeño. Como las etiquetas más grandes suelen usarse para poner las cosas más importantes, Google se fijará más en estas etiquetas para saber de qué trata tu contenido:

Guía SEO para principiantes

<h1>Guía SEO para principiantes</h1>

Guía SEO para principiantes

<h2>Guía SEO para principiantes</h2>

Guía SEO para principiantes

<h3>Guía SEO para principiantes</h3>

Guía SEO para principiantes

<h4>Guía SEO para principiantes</h4>
Guía SEO para principiantes
<h5>Guía SEO para principiantes</h5>
Guía SEO para principiantes
<h6>Guía SEO para principiantes</h6>

Mi consejo es que no abuses de las etiquetas más importantes. Simplemente organiza tu texto con lógica y sentido común:

  • <h1>: úsalo como si fuera el título de tu contenido, así que con ponerlo una vez es más que suficiente.
  • <h2>: tenlo en cuenta para dividir tu página o artículo en los apartados más importantes. Seguramente no te hagan falta más de 4 ó 5.
  • <h3>: si el contenido de cada apartado es muy extenso, intenta dividirlo en sub-apartados con esta etiqueta. Si éste es tu caso, no creo que te haga falta usarla más de 10 veces.
  • <h4> a <h6>: a no ser que estés escribiendo una tesis doctoral o un libro, creo que llegar a este nivel de organización puede ser contraproducente. Puedes usarlo alguna vez en casos muy concretos, pero sinceramente, si tu contenido no es muy extenso no creo que los necesites.

Palabras clave

Las “palabras clave” o keywords son aquellas con las que quieres que el usuario encuentre tu contenido cuando busca en Google. Para ello tienes que elegir las que mejor se adapten al tema sobre el que escribes, buscar otras relacionadas con este mismo tema que puedan ser de interés y usarlas con cabeza en tu contenido.

Además es 100% recomendable que las uses en los apartados que he explicado antes (URLs, títulos, descripciones, encabezados…) para que Google lo encuentre mejor. De esta forma, cuando alguien busque sobre ese tema y use alguna de esas palabras clave, Google tendrá en cuenta si tu web las tiene o no.

Por ejemplo, si escribes un artículo para recomendar el mejor hosting para WordPress, un buen consejo puede ser usar las palabras clave “mejor” y “hosting”.

Palabras clave - SEO WordPress

Palabras clave – Plugin WordPress SEO by Yoast

 

Y es lógico pensar que la gente busque “el mejor hosting para wordpress“, “cuál es el mejor hosting“, “hosting para wordpress“, etc.

Consultas - Herramientas webmasters Google

Consultas – Webmasters tools de Google

Mi consejo es que no te obsesiones con las palabras clave. Existen analizadores, herramientas, medidores de densidad, contadores de palabras… La verdad es que creo que es mucho más sencillo que todo eso.

Está claro que tienes que usar palabras clave y conceptos relacionados para que Google sepa de qué trata tu contenido, ¿pero acaso no es lógico que acabes usando todas estas palabras clave cuando escribes sobre un tema concreto?
Pues eso.

Lo mejor que puedes hacer es escribir tu contenido de forma natural, sin pensar en palabras clave.

Revísalo cuando lo hayas terminado, y entonces sí, puedes analizar cuáles son. Cuando las tengas, puedes sustituir alguna palabra o frase con tus palabras clave o incluso con las que use tu competencia; pero ojo, cuida que la frase o el párrafo no pierda el sentido que querías darle.

Otros detalles importantes

Para terminar, voy a indicarte 4 detalles muy sencillitos que pueden ser igual o más importantes que los anteriores si quieres llevar a cabo un buen SEO:

   Usa imágenes: las imágenes mejoran tu posicionamiento web y consiguen atraer muchas más visitas a tu web. No olvides algo tan simple como darle un buen nombre a tus imágenes o ponerles un texto alternativo (atributo “alt”).

   Escribe contenido único y de calidad: puede ser la clave para mejorar tu posicionamiento web. Todo esto suena muy bonito, pero es una verdad como un templo. A Google le encanta que el contenido sea útil, original y a ser posible extenso.

   Elige un buen diseño: que atraiga a los visitantes, que permita ver tu web desde tablets y smartphones y que facilite la navegación por tu web. Intenta que el usuario esté “a gusto” y quiera quedarse.

   Promociona tu contenido: comparte tu páginas y artículos en las redes sociales, haz link building para que enlacen tu web desde otras, crea una lista de suscriptores y participa en comunidades afines a tu web. ¡Haz que te conozcan!

En verdad no hay más secreto que tener todas estas cosas en cuenta.

Cuando te acostumbres a escribir en tu web o blog usando los detalles que te he explicado, verás que tu posicionamiento web mejorará considerablemente. Entonces te darás cuenta de que muchas veces nos creemos que el SEO es complicado y difícil, cuando en verdad se trata de echarle ganas y dedicarle tiempo.

Un SEO básico y sencillo puede colocarte en las primeras posiciones

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here